Agregar esta web a favoritos como tu página de inicioBookmark and Share
De la alegría
Publica tus poemas
Bienvenido...
En este sitio web puede entretenerse, escribir, leer y comentar poesía.
Recibe la bendición de Nuestro Señor Jesucristo.

¡Queremos contar contigo! Regístrate en el foro...





Publica tus poemas

Una nueva forma de leer y escribir poesía
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse   Música On line Música On line  Biblioteca VirtualBiblioteca Virtual  AudiolibrosAudiolibros  Cine GratisCine Gratis  PasatiemposPasatiempos  Mini JuegosMini Juegos  JUEGOS FLASHJUEGOS FLASH  Prensa mundialPrensa mundial  HumorHumor  CLUB ORIGAMICLUB ORIGAMI  REVISTERO REVISTERO  MANUALIDADESMANUALIDADES  ZONA DE DESCARGASZONA DE DESCARGAS  BIBLIA ONLINEBIBLIA ONLINE  Diccionario de la Lengua EspañolaDiccionario de la Lengua Española  Diccionario de dudasDiccionario de dudas  Conjugador verbalConjugador verbal  Traductor de Página webTraductor de Página web  Corrector ortográficoCorrector ortográfico  Fonoteca de poetasFonoteca de poetas   SALA DE CHAT SALA DE CHAT  

Comparte | 
 

 De la alegría

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
eledendo
Poeta destacado
Poeta destacado


Cantidad de envíos : 175
Edad : 74
Localización : España
Puntos : 365
Reputación : 47
Fecha de inscripción : 10/12/2011

MensajeTema: De la alegría   Jue Ene 29, 2015 5:49 pm





… era, era ella y la vi,
¡ aleluya !
es y existe la alegría, late, vive, respira;
porque indudablemente estaba allí, junto a las tapias del lobo, en la cima, a la misma puesta del sol;
yo había cruzado por “El tajo”, pues iba como roto, putrefacto y herido,
las piernas y los pies destrozados y sangrándome, con los brazos y la frente atestados de férulas y moscas;
por eso crucé, para caer al fin junto a mi piedra, y, tras resignarme y cerrar los ojos, dejarme morir;
… pero la conciencia, propósito o intención, es tibio transeúnte bajo este hachón excéntrico de huesos,
y yerra, y da tumbos, y se convierte en paradigma de vida durante escasos pasos, tal vez por un instante;
es cuando el laberinto es capaz de encerrar en cárcavas de alma lo que se fue y se es,
y el desierto aprieta hasta hendir con saña el corazón, talar la mente y convertir el recuerdo en erial
de añejas voces que una vez fueran benditas, y, a su tiempo, y también, pospuestas y olvidadas;
… a doña Vera, la viejita ciega de cien años, la habían abandonado allí, en su sillita de mimbre humilde,
y ella, feliz, con la cara al sol y en absoluto silencio,
se atusaba con las yemas de los dedos sus cabellitos blancos,
pero también, ay, con la barbilla alta y la sonrisa brillándole, iluminándola;
… nunca hubiera imaginado a doña Vera muriéndose encendida entre su pura y viva muerte, nunca;
a decir verdad, no, tampoco había imaginado yo la mía para este mismo otoño;
… desde las praderas, y sobre los hayedos, surgía y se elevaba el vuelo indescriptible de los pájaros.

http:/www.oriondepanthoseas.com
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

De la alegría

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» La alegría es más profunda que la pena!
» 6 de mayo día internacional de la alegría
» Una historia de tristeza y alegría
» No me cuentes penas,cuéntame alegrías que yo a nadie le cuento las penitas mías.....(sólo a vosotros...)
» INÉS Y LA ALEGRÍA, de Almudena Grandes (Episodios de una Guerra Interminable-I)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Publica tus poemas :: Poemas Generales-